Bolsas solubles

BOLSAS
SOLUBLES

Las bolsas solubles son un producto innovador que responde a la necesidad de encontrar fórmulas para reducir la cantidad de plástico que se produce en nuestro planeta y que, en un porcentaje muy elevado, acaba en nuestros bosques o nuestros mares.

Existen otras fórmulas para este fin como las bolsas compostables, bolsas de papel o bolsas de tela, pero en los tres casos tienen otros inconvenientes como el coste, en el caso de las bolsas de tela, la deforestación en el caso de las bolsas de papel o el complicado proceso de compostaje en el caso de las bolsas compostables.

Las bolsas solubles son una solución eficaz, económica y que desaparecen en solo 5 minutos disolviéndolas en agua.

¡Toda un revolución, toda una solución!

ACTUAMOS.
AHORA O NUNCA

  1. Bolsa de plástico

    Bajo Coste

    Tarda 500 años en descomponerse

    Hecha de recursos no renovables

    Muchos países han comenzado a prohibir las bolsas de plástico de un solo uso.

  2. Bolsa de Compostable

    Tarda alrededor de 180 días en degradarse.

    Requiere una etapa de compostaje que no se encuentra disponible en todo el mundo.

    Se requiere separar de los materiales plásticos comunes antes de ser reciclados.

  3. Paper Bag.

    Biodegradable.

    Conduce a la deforestación.

    Requiere mucho consumo de agua, energía y productos químicos tanto en su producción como en su reciclaje.

    Alto impacto en la huella de carbono.

  4. Bolsa de Tela

    Reutilizable, sin embargo, una bolsa de tela de PP (polipropileno) debe utilizarse al menos 149 veces y una bolsa de algodón 52 veces, para tener un impacto positivo en el cambio climático.

    El coste es elevado si se usa fibras naturales.

    Difícil de reciclar.

producto innovador
hidrosoluble
no contaminante